Beneficios de la alfalfa

La alfalfa tiene muchísimas propiedades medicinales, basadas principalmente en la enorme cantidad de nutrientes y vitaminas que aporta al organismo y sus propiedades diuréticas.

Esta planta es muy indicada para quienes padecen casos de anemia, o enfermedades relacionadas con una alimentación deficiente producto de la anorexia o cualquier otra circunstancia que haya llevado a la mala nutrición del organismo. Contiene el doble de proteínas que cualquier otro vegetal, y cuatro veces más calcio y hierro, por lo que es ideal para tratar problemas en los huesos como la osteoporosis.

beneficios de la alfalfa en nuestra dieta

Sus propiedades diuréticas limpian el cuerpo y la sangre, y ayudan a prevenir cálculos renales. Esta planta está especialmente indicada para quienes transitan adicciones y necesitan desintoxicarse, ya que funciona como alcalinizante.

Contiene muchísimas vitaminas; entre ellas la vitamina K, responsable de la correcta coagulación de la sangre. Conviene consumir alfalfa al transitar regímenes con antibióticos y esteroides, ya que este tipo de fármacos reducen los niveles de tal vitamina en el organismo.

ventajas de consumir alfalfa

Ayuda a controlar el colesterol, ya que sus fibras se adhieren a él, favoreciendo su eliminación en las paredes arteriales y previniendo la formación de placa en ellas, evitando la aparición de enfermedades del corazón y accidentes cerebrovasculares. La presencia de magnesiano disminuye ligeramente los niveles de azúcar en sangre, por lo que se recomienda esta planta en quienes padecen diabetes.

Imita los efectos de los estrógenos, por lo cual ayuda a la hora de aliviar los efectos de la menopausia y el período menstrual. También la alfalfa se adhiere a los agentes cancerígenos presentes en el colon, favoreciendo su pronta eliminación y ayudando al tratamiento del cáncer en esta parte del cuerpo.